miércoles, 24 de junio de 2009

Por la I-95

Portland, Maine

On the I-95

Esta semana comenzaré a colgar una serie de fotografías donde la relación de estas imágenes residen en que fueron tomadas en las vecindades de la inmemorable autopista I-95. Autovía que recorrí en su integridad, ida y vuelta, desde lo más al sur en el Estado de la Florida, hasta su fin en Maine. Allí me encontré en un país sumergido en arenas movedizas y con una población que aparentemente empezaban a comprender que el país no andaba por buenos destinos y, que era necesario, recobrar con urgencia el sendero del progreso y de la ética. Todo comenzó en la madrugada del otoño 2008 con la inesperada histórica elección de un brillante político para la presidencia de la república, un mulato, que representa el color del nuevo país y el reto de una convulsionada sociedad, dispuesta a disolver el agobiante presente que los llevaba por la deriva del látigo de la religión y de la opresión del nacionalismo. Es una nación que se encuentra en la postrimería de la inflexión de su cultura política y económica y de su estructura social. El futuro de este país yace entonces en saber aceptar con serenidad estos inexorables cambios que vienen y comprender que el mundo les sobrepasa con creces a sus propios intereses egoístas. Es mi interés poder plasmar en fotografías este periodo.

Etiquetas:

1 Comments:

Blogger CC. said...

q buenaaa ondaaa! pero la parte de I95 en Connecticut, cerca de mi casa, no sabes que peligroso y la cantidad de transito. siempre trafico, lo odio en serio!!! quiero ver mas fotos pronto!

saludos!

24/6/09 21:42  

Publicar un comentario en la entrada

<< Home